domingo, 21 de marzo de 2010

AMLO: cooperación de EU sí, intervencionismo no















“Que no se aproveche de las circunstancias ni abuse de la debilidad de (Felipe) Calderón” por la mala estrategia para combatir al crimen organizado, señaló el perredista en un acto conmemorativo por el Natalicio de Benito Juárez.


La Jornada en línea Publicado: 21/03/2010 13:38

México, DF. La mala estrategia del gobierno federal para combatir al crimen organizado ha dejado en el país más civiles muertos que logros, expuso el ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador en su primera asamblea informativa del año en el Hemiciclo a Juárez.

El político tabasqueño dijo que "(Felipe) Calderón le pegó un garrotazo a lo tonto al avispero y ahora todos estamos pagando las consecuencias. Fue irresponsable y torpe declarar la guerra a la delincuencia organizada sin conocer la realidad y sin un plan integral”.

Indicó que por si fuera poco, “se ha desgastado al ejército y se está alentando a los criollos que quieren anexarnos y a quienes siempre están esperando intervenir desde el extranjero en asuntos que sólo competen a los mexicanos”.

Por eso, afirmó, “llamamos al gobierno de Estados Unidos a que respete nuestra soberanía, que no se aproveche de las circunstancias ni abuse de la debilidad de Calderón. Cooperación sí, intervencionismo no”.

En el marco de la conmemoración del 204 Aniversario del Natalicio del Benemérito de las Américas, señaló que el mejor homenaje que se le puede hacer a Benito Juárez es no claudicar y mantener el compromiso con el objetivo superior de transformar la vida pública del país.

“Estamos convencidos todos y todas que más temprano que tarde lograremos el renacimiento de México”, sostuvo.

Subrayó que basa su optimismo en el hecho de que la actual decadencia ha sido causada por una “funesta camarilla” que no podrá impedir la “felicidad” del pueblo.

El político tabasqueño indicó que la actual crisis que se vive en el país es porque desde hace 27 años la “oligarquía” ha venido imponiendo una política económica para beneficio exclusivo de una élite, porque en las últimas dos décadas -al amparo del poder público- un pequeño grupo ha saqueado al país y se han enriquecido “obscenamente” como no ha sucedido en ninguna parte del mundo.

Añadió que esta situación también es porque se han privatizado los bienes de la nación como el gas, petróleo y la electricidad, los cuales han sido explotados de manera irracional en provecho de empresas trasnacionales y “políticos corruptos, porque desde (Carlos) Salinas hasta (Felipe) Calderón se han entregado 25 millones de hectáreas, el 12 por ciento del territorio nacional, para la explotación del oro, la plata y el cobre”.

El presidente legítimo señaló que en todo el país se está llevando a cabo una estrategia que consiste en cumplir tres tareas básicas, cuyo objetivo es la transformación del país: primero, que los comités municipales, delegacionales y distritales se encarguen de crear comités territoriales para que haya seguidores en todos los pueblos y colonias; segundo, realizar labor de convencimiento, adhiriendo al movimiento más personas de las 2 millones 500 mil que ya hay en todo México; tercero, distribuir casa por casa el periodico Regeneración.

Por otra parte, exhortó “a los que realmente mandan, a Felipe Calderón o a quien corresponda, a que se decidan, por el bien de México, a cambiar la política económica empezando por crear empleos y atender a los jóvenes para garantizar la tranquilidad y la seguridad pública”.

Antes que ninguna otra cosa, subrayó, es urgente proteger y generar nuevos empleos, como también es indispensable hacer efectivo el derecho a la educación. “¿Cómo hacerlo? Poniendo en práctica un amplio programa de construcción de obras públicas para lograr un efecto multiplicador; es decir, reactivar rápido la economía, poner a trabajar a la gente y hacer la infraestructura que se necesita en el país”.

El ex candidato presidencial expuso que es indispensable aprobar de inmediato un programa de becas para estudiantes de escuelas preparatorias, institutos y universidades públicas, algo parecido a lo que aplica el gobierno del Distrito Federal.

También hay que invertir en la construcción de escuelas de nivel medio superior y ampliar espacios en universidades públicas para que ningún joven sea rechazado, propuso.

Los recursos necesarios para implementar este plan de empleo y atención a los jóvenes podrían salir, reiteró, de los ahorros en el presupuesto por la aplicación de una política de austeridad republicana. “Como decía Juárez, que los funcionarios aprendan a vivir en la justa medianía. Nunca se justifica el dispendio, la ostentación y el derroche, menos en épocas de crisis, cuando está de por medio la seguridad y el bienestar del pueblo”.

Link.