sábado, 4 de septiembre de 2010

Sueño de una Glosa de Septiembre.

El fecal se quedó dormido al lado de su infaltable botella y entre los etílicos vapores soñó que la ciudadanía desglosaba su informe y le respondía más o menos así:

“Sí es posible vencer a la delincuencia organizada”

Pero claro que es posible,
si el triunfo estamos viviendo,
ayy, ¿pos qué no lo están viendo?
Caray, si es indiscutible.

“Los grupos criminales tienen mucho poder económico y de fuego”

Ahh, pero a ti qué te duran,
con tu ejército en las calles,
muy rapidito se curan
esos pequeños detalles.

“La delincuencia está debilitada”

Eso sí y bien que se nota;
que se tornen más violentos
y que a diario haya más muertos
nos demuestra su derrota.

“La ciudadanía tiene miedo por la violencia”

Ayy no es cierto, para nada,
estamos todos felices,
eso nomás es charada
tú tranquis, ni te horrorices.

“Hay hasta el momento 28,000 muertos por la narcoguerra”

Ohh, no hay que escandalizar
son daños colaterales,
las guerras son siempre iguales.
¿Para qué dramatizar?

“Del 1° de septiembre de 2009 al 31 de agosto de 2010 se han detenido 34, 515 personas”

Producciones garcía luna
hace un trabajo admirable,
es pura mala fortuna
si después no son culpables.

“Se crearon 630,000 empleos”

Esto sí que es refrescante,
Mexicana y el SME
son pasado, ¿no cree usté?
Hay que ver hacia adelante.

“La recesión fue muy severa pero el País se está recuperando”

Aplausos atronadores
para esta aseveración,
díganle a sus acreedores
que llegó la salvación!

“Sí es posible lograr la cobertura total en salud, ya lo estamos haciendo”

Uyy sí! Pura gente sana
hospitales bien dispuestos
con hartos medicamentos,
de la noche a la mañana.

“Sí es posible erradicar la pobreza extrema”

¿Y quién lo podría dudar?
Si aumentaste los impuestos
con objeto de ayudar
a aumentar sus presupuestos.

“Decreto la transición de un sistema de televisión analógica a uno digital que iniciará en el 2011 y concluirá en el 2015”

Cumplirás seguramente
igual que hiciste en su día,
con la gran refinería,
buena intención, ciertamente.

“Convoco a todos a unirnos, la nación nos demanda a todos la grandeza necesaria para superar desacuerdos. Es injusto, es irresponsable, que nuestras diferencias, por legítimas que sean, se conviertan en un freno para el progreso del país. México no puede esperar más”.

Justo aquí se despertó
al escuchar lo siguiente:

Vete al cuerno pestilente,
fuiste tú quién provocó
todo este asunto de muerte
¿por qué he de apoyarte yo?

A ti ni perdón, ni olvido,
tus patéticas mentiras
y tus fantasías guajiras
nunca nos han convencido.

Asume con dignidad
tu irremediable fracaso,
acepta tu realidad.
¡Y ya lárgate pelmazo!

Momis