domingo, 30 de marzo de 2008

El despertar

José Agustín Ortiz Pinchetti
jaorpin@yahoo.com.mx.

■ Un acto fundacional

Al terminar el mitin en defensa de la propiedad de la nación del petróleo, convocado por AMLO, el pasado martes 25, me encontré en una cafetería a Carlos Payán, quien como yo había asistido. Le pregunté su opinión y me contestó con mirada chispeante: fue un discurso fundacional.

Sí, el mensaje de Andrés Manuel fue excepcional. Pero la demostración de capacidad política implícita fue aún más importante. Es la prueba de que se puede articular la voluntad popular, que de no tomar cauce se volvería peligrosa o difusa, incapaz de influir de menera constructiva en la vida pública. En medio de tanta corrupción, desorden y autodestrucción, la aparición de una organización política nueva, bien articulada, con mandos definidos y cuerpos disciplinados es un acto de fundación.

Los que piensan que la crisis del PRD va a acabar con el proyecto de AMLO deberían revisar cuidadosamente sus conclusiones. Cuando observé la multitud antes de iniciar el evento, sentí una profunda alegría y sorpresa. No sólo la gente había regresado a colmar de nuevo el Zócalo. Era además una muchedumbre distinta, ordenada y coherente. Frente a nosotros, en grupos compactos, estaban 10 mil mujeres y 18 mil brigadistas varones. Todos tenían referentes claros. Sabían quién tenía el mando, cuáles eran las tareas que tendrían que cumplir, dónde y cuándo se movilizarían. Ante el espectáculo, comenté a Ricardo Monreal: “¡esto es hacer política!” Y me contestó sonriendo: “¡sí, bienvenidos a la política!”

El discurso de AMLO contiene la quintaesencia de su pensamiento político. Su mensaje central fue la revelación de las bases para la organización de su movimiento. Reveló detalles: nombres de quienes ejercen las jefaturas, números de brigadas. Formas estructurales en que van a operar. Fue un alarde de capacidad organizativa, precedida por un esfuerzo silencioso y eficaz. AMLO iniciará una gira exhaustiva para conformar brigadas en 32 entidades. Ningún partido cuenta con ese espíritu entusiasta, combustible para la movilización. Esa gente no quiere posiciones ni curules ni remuneración. Están dispuestos a arriesgarse en una resistencia civil extrema, afrontar las calumnias y aún la represión.

Esta organización es un hecho mayúsculo. Sólo observadores agudos y políticos profesionales la están calibrando. Significa una ruptura con la vieja historia de derrotas y confusión de la izquierda. Calderón podría retirar su “iniciativa”, cobardemente oculta al debate. El movimiento puede triunfar. Pero la voluntad de victoria sustentada en un orden riguroso y disciplinado llegó para quedarse.

En concreto


Laura Itzel Castillo
26 de marzo de 2008




Mujeres sin miedo

Un periodista misógino acusó a Andrés Manuel López Obrador de “cobarde” por dejar que seamos mujeres quienes encabecemos la resistencia civil pacífica contra la privatización del petróleo. Incluso dijo que el gobierno usurpador actuaría contra nosotras “a chingadazos”.

Distintas voces afines al régimen han repetido el estribillo. Que no se respetará la cuestión de género.

¿Querían equidad? Pues tengan su equidad.

No es de extrañar este tipo de sandeces. Las mentalidades del medioevo siguen creyendo que somos seres inferiores y débiles. Pero bastaría que observaran con detenimiento a sus respectivas madres para que entendieran la fortaleza, la resistencia y la dignidad que hay en la mayoría de nosotras.

A lo largo de la historia se nos ha negado el ejercicio pleno de nuestros derechos. Tampoco ha sido reconocida nuestra importante participación en todos y cada uno de los procesos políticos y sociales.

Las creencias religiosas le otorgan cédula de nacimiento a la seductora Eva en la costilla de Adán. Por su parte, la hermosa Atenea es engendrada en el cerebro de Zeus. Pero es un hecho científicamente irrebatible que todo ser humano se gesta en el vientre de una mujer. Para acabar pronto: somos más de la mitad de la población y también madres de la otra mitad.

En México, poco a poco hemos pasado de soldaderas de la Revolución a dirigentes, de colaboradoras de bajo perfil a responsables directas en tareas de primer orden, de fieles compañeras a conductoras de destinos compartidos. Esto ha sido posible porque adquirimos plena conciencia y responsabilidad de nuestros caminos y metas.

Que no se atrevan a desdeñar nuestras capacidades. Los mismos panistas modositos harían bien en revisar su propio pasado y reconocer el papel femenino en movimientos de resistencia, cuando aún eran oposición y no perdían ni vergüenza ni honra.

Sin ir más lejos, mujeres panistas tuvieron destacada participación en la insurgencia cívica potosina de 1991, liderada por Salvador Nava. Con perredistas y ciudadanas sin partido estuvieron en el cerco a palacio de gobierno que impidió la entrada del espurio Fausto Zapata. Y resistieron hasta que cayó.

¿Ya se les olvidó a los escribanos del régimen —algunos hasta aplaudieron aquellos acontecimientos— que el doctor Nava tomó posesión como gobernador legítimo con el respaldo público de Diego Fernández y Cuauhtémoc Cárdenas, a pesar de que las cifras oficiales le daban una desventaja de 2 a 1?

Del libro Nava vive, la lucha sigue, rescato un párrafo del prólogo: “…Nadie vive plenamente hasta que encuentra algo por lo que vale la pena morir. Nava moría. Había encontrado lo que valía la pena y estaba muriendo por ello. En consecuencia, había vivido plenamente”. Cierto. Aún más: nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

consejodedefensadelavivienda@gmail.com

http://www.eluniversal.com.mx/columnas/70593.html

El PRD hoy y Cárdenas


Arnaldo Córdova

Domingo 30 de marzo, 2008

La Jornada


Cuando leí la carta de Cuauhtémoc Cárdenas a los miembros del PRD, del 21 de marzo, no sabía si llorar o reír. Debo decir que yo tengo una relación de amistad con Cárdenas desde hace más de cuatro décadas. Siempre nos hemos tratado con afecto, pero nunca hemos coincidido políticamente. Yo jamás estuve de acuerdo con sus métodos de dirección del partido y se lo hice saber desde el principio (en los días del Primer Congreso, cuando publiqué un artículo, “El PRD ante su Primer Congreso”, Unomásuno, 16/11/1990, criticando el modo en el que estaba conduciendo a nuestra organización). Él siempre lo supo y debo decir que siempre me dijo que estaba en mi derecho, a diferencia de sus allegados, que veían en mí a un traidor o a un agente del salinismo.

En aquel artículo, de hace casi 18 años, yo señalaba el derrotero desastroso al que Cárdenas nos estaba conduciendo: sus primeros seguidores eran antiguos colegas suyos priístas que no tenían ni la más remota experiencia partidaria, como no fuera la de funcionarios; le pudieron haber ayudado los cuadros que aportaba la dirigencia partidista de la vieja izquierda; él prefirió dar prioridad a los cuadros que venían de la izquierda grupuscular (en especial, trotskistas, cívicos y antiguos guerrilleros). Por la diversidad de componentes del nuevo partido, todos discutíamos sobre las “corrientes de opinión”. Yo advertía que no podía haber tales, sino grupos de interés que coparían la vida interna del partido.

Desde entonces, se ha desarrollado el PRD como lo que es hoy: ese engendro de grupillos mafiosos que no tienen otro interés que el suyo y que contienden ferozmente por el poder interno, como hoy lo estamos viendo. Cárdenas está horrorizado. Ya en otras ocasiones se lo he dicho: eso que es hoy el PRD es, exactamente y en primer lugar, obra suya y de nadie más. Él fue quien legitimó las “corrientes”, excluyendo a todos los que no estaban de acuerdo con su modo de dirigir al partido. Jesús Ortega era uno de sus allegados, también Rosalbina Garabito, que luego empezó a despotricar en su contra. Y tantos otros desencantados que perdieron su favor.

Ciertamente, lo que hemos visto en estos días en el PRD es vergonzoso y nadie podría justificarlo. Todos los grupillos de poder que hoy se hacen pedazos por su dirigencia se formaron en los primeros tiempos del liderazgo de Cárdenas y no sé si con su bendición. Recuerdo que uno de esos primeros grupos fue el de Camilo Valenzuela. Conservo entre mis papeles una circular en la que llama a “tomar el poder interno del partido”. Un día, socarronamente, Camilo me pidió copia de su escrito porque ya no lo recordaba. A Graco Ramírez lo recuerdo desde el principio como uno de los favoritos. También a Adolfo Gilly y a Ricardo Pascoe. Muchos de ellos ya no están en el escenario, pero los que están, están desde entonces.

Cárdenas lamenta las porquerías que hoy se han dado en el PRD. Yo podría documentarle, desde la fundación del partido, que esas porquerías se han dado siempre, que se le advirtió (yo se lo advertí) y que él nunca lo consideró. Sólo lo hace ahora. ¡Curioso! La prensa derechista de todo el país y, en especial, los medios electrónicos monopólicos, así como algunas almas buenas que quisieran un PRD con traje de gala, están en su agosto con el “cochinero” de ese partido, como si en los demás no se dieran tales obscenidades. Lo peor de todo: se está presentando como si fuera una oscura y sucia maquinación de López Obrador y su “hechura”, Alejandro Encinas. Cárdenas ahora viene a condenarlos a todos, pero el dardo está dirigido al corazón del que llamamos gobierno legítimo.

Ya desde la campaña electoral de 2006 me sorprendió cada día la posición en extremo ambigua de Cárdenas. Ahora, me deja anonadado. No me cabe la menor duda de que para muchísimos perredistas Cárdenas es una figura venerada. Yo sé que sin él ni su persistente lucha jamás habríamos tenido ese gran partido de izquierda por el que ahora luchamos, así esté lleno de granujas sin estilo y sin ética. Lo que me pregunto es, ¿por qué hasta hoy? Lo que propone, para limpiar ese innombrable establo de Augías que es el PRD, es nada menos que desaparecer todos sus órganos de dirección y nombrar un presidente interino que, al estilo de los dictadores de la antigua Roma, tenga poder suficiente para recrear otro partido.

Con la autoridad de “líder moral” de que está investido (yo no acabo de saber por quién), Cárdenas ha descalificado las elecciones internas del PRD y propone anularlas. ¡Todo está podrido, hay que echarlo todo a la basura! Leonel Cota le ha respondido bien: el ingeniero no tiene autoridad alguna para descalificar nuestros procesos internos. Arturo Núñez está equivocado: no se trata de una componenda “política”. El partido debe limpiar su elección interna, seguir los procedimientos estatutarios y legales y, si es el caso, debe someterse a la autoridad superior en la materia, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Cárdenas dice que eso sería confesar que no somos capaces de resolver nuestros propios problemas. ¿Cómo afirma eso si ya nos ha dicho que somos una partida de rufianes sin remedio? Somos un partido legal, por si él no lo sabe.

Los seguidores más solícitos de Cárdenas en otros tiempos fueron los hoy llamados Chuchos, fueron también los primeros que lo repudiaron. Entonces recurrieron a mí, porque sabían que yo siempre había sido crítico de Cuauhtémoc. Me dieron un puesto honorífico en una revista que publicaron por unos meses. Luego me soltaron. Leo todos los reportes de provincia sobre las elecciones perredistas y llevo la cuenta. De los incidentes penosos en los que hemos caído (fraudes, agresiones verbales y físicas) un muy buen 80 por ciento de los mismos se debe a los seguidores de Ortega. En el DF no han podido hacer nada de lo que hicieron en provincia y, lo impensable, han perdido su bastión más corrupto e impenetrable, Iztapalapa.

Jesusa Rodríguez


Sorprenderá la respuesta de las mujeres en defensa del petróleo

Por Guadalupe Cruz Jaimes

México DF 28 marzo 08 (CIMAC).- La actriz, directora y activista mexicana Jesusa Rodríguez cambió los escenarios dedicados al arte por el templete político, indignada y harta de la “impunidad y corrupción de la que está lleno el país”, se unió a las filas de Andrés Manuel López Obrado para buscar salidas mediante la resistencia civil pacífica, con las mujeres en la vanguardia.

Luego del fraude electoral del 2006, en donde Felipe Calderón Hinojosa arrebató el triunfo a López Obrador, Jesusa se enlistó en el moviendo convocado por el líder tabasqueño.

“Después del fraude del 88, un segundo fraude es intolerable para cualquier persona pensante y con tantita dignidad”, dice Jesusa y se cuestiona “cómo en un país de pobres puede ganar el partido de los ricos”.

“Desde que nací me han decepcionado todos los presidentes, no se puede confiar en ellos”, ni en sus aparatos de impartición de justicia, “como la Suprema Corte en el caso Lydia Cacho”, asegura la activista.

Las mujeres al frente de cada bloqueo de carreteras, Congresos locales, aeropuertos y zonas estratégicas de Pemex, constituyen “una estrategia que garantiza que el movimiento de resistencia civil pacífica sea pacífico, es más difícil que los provocadores agredan a las mujeres”, afirmó la directora de obras teatrales como Crimen, a finales de los noventa, y Macbeth de William Shakespeare, en el 2000.

La iniciativa es una propuesta de Claudia Sheinbaum, secretaria del Patrimonio del llamado gobierno legítimo, quien en su discurso, en el marco del 70 aniversario de la Expropiación Petrolera, propuso “que seamos las mujeres las que vayamos al frente de la lucha para impedir que los inversionistas extranjeros se lleven nuestro petróleo”. Una semana después, el 25 de marzo, López Obrador ratificó la propuesta.

Ante la respuesta de miles de mujeres y hombres de todas las edades a la convocatoria del movimiento de resistencia civil pacífica, encabezado por el ex candidato presidencia López Obrador, la actriz mexicana afirma que “llegamos a tiempo, ha sido un movimiento sin prisa, pero sin pausa y estamos muy entusiasmados, la gente está organizada y con disciplina”.

Asimismo, Jesusa Rodríguez, quien obtuvo la Beca Arts And Humanities de la fundación Rockefeller de 1994-97, señaló que la simpatía del pueblo con el movimiento también se debe a quien ha sabido encausarlo: López Obrador, a quien ella lo reconoce como un político al que no le importa poner en riesgo su trayectoria política.

A 30 días de que, de acuerdo con el panista Héctor Larios, se dé a conocer la iniciativa de reforma energética, Jesusa advierte que “no vamos a permitir que pase esta iniciativa, si en la semana se atreven a presentarla les sorprenderá la respuesta de las mujeres organizadas por la defensa del patrimonio nacional”.

De igual forma la directora y escenográfa afirma que “no van a llegar muy lejos con sus “spots ridículos del tesoro, llegaron tarde y aunque hay gente que se lo cree, también hay personas preparadas y concientes” que no les va a comprar su campaña.

La resistencia por el recurso energético está conformada por 20 brigadas de diez mil mujeres y 36 de 18 mil hombres. Las mujeres estarán encabezadas por Claudia Sheinbaum Pardo, Jesusa Rodríguez, Alejandra Barrales Magdaleno, Laura Itzel Castillo Juárez, Martha Pérez Bejarano, Iliana Almazán, Lucía Martínez, Karen Quiroga Anguiano, Carmen Lilia Chavira, Guadalupe González Rivas, Clementina Facundo, Lenia Batres Guadarrama, Leticia Quezada, Beatriz Rojas, Verónica Alemán, Patricia Ruiz Anchando, Martha López López, Virginia Jaramillo Flores, entre otras.

De igual forma, se ha constituido un Comité de Intelectuales en Defensa del Petróleo, entre ellos, escritores reconocidos como Sergio Pitol, José Emilio Pacheco, Carlos Monsiváis, Elena Poniatowska, Fernando del Paso, Margo Glantz, Enrique González Pedrero, José María Pérez Gay y Lorenzo Meyer.

08/GCJ/GG

viernes, 28 de marzo de 2008

Tiene pánico

viernes, 28 de marzo de 2008

Casi mil elementos armados del Ejército y de la Policía Federal Preventiva (PFP) cuidan al espurio FeCal de los campesinos en Morelos

CUERNAVACA, Morelos, 27 de marzo (LA JORNADA).- La amenaza de una virtual penetración y protestas de los simpatizantes de la Coordinadora de Redes Ciudadanas, junto con campesinos de los llamados “13 Pueblos” y de Loma de Mejía, orilló al Estado Mayor Presidencial (EMP) a utilizar cerca de mil elementos armados del Ejército y de la Policía Federal Preventiva (PFP), en el operativo de seguridad de Felipe Calderón Hinojosa, antes y durante su visita de trabajo por la Entidad.
Cabe destacar que en tres ocasiones anteriores durante sus ultimas giras de trabajo por diversas partes del país, Calderón Hinojosa, ha recibido presión de integrantes de la dicha coordinadora, que amenazan con romper sus eventos con protestas diversas.
Este punto llevó a la seguridad presidencial a tomar medidas extremas en los lugares donde el presidente iniciaría el recorrido en su novena visita a Morelos.
El temor de los guardias presidenciales era que integrantes de los 13 Pueblos, Protectores del Medio Ambiente y del ejido de Loma de Mejía, acudieran con sendas protestas a los eventos presidenciales programados en Temixco, Xochitepec y Cuernavaca.
En el municipio de Xochitepec, donde el presidente inauguró la sede Cuernavaca del tecnológico de Monterrey, la PFP resguardó la autopista del Sol, mientras que en aquellos sitios donde hay baldíos, militares armados vigilaron la zona, con órdenes de “no dejar pasar a nadie”.
A un par de kilómetros de ahí, sobre esa carretera, dentro del municipio de Temixco, el operativo policial-militar fue apoyado por las policías preventiva municipal y estatal; “no había acceso a ninguna persona o grupos que no tuvieran invitación o gafetes especiales”, fue la orden.
En estos dos eventos todos los funcionarios federales, estatales y municipales fueron objeto de una rigurosa revisión; integrantes del EMP “cerraron” accesos peatonales a los templetes donde Calderón se ubicaría.
Ya en Cuernavaca, donde Felipe Calderón entregaría espacios recuperados a jóvenes de la ciudad, desde Chipitlán y El Polvorín, barrancas, lotes baldíos y predios bardeados fueron “tomados” por militares armados; los jeeps del Ejército hicieron rondines mostrando sus armas en las calles y avenidas de la zona. La PFP se mostraba sobre banquetas, esquinas y cruceros viales.
En el evento que era público, pues era la entrega de canchas deportivas, fue completamente “sitiado” por la seguridad federal y militarizada; el alcalde Jesús Giles Sánchez y cabildo, mostraban su seguridad de que había tranquilidad y paz social en la ciudad; el temor de manifestaciones y protestas de la Coordinadora de Redes Ciudadanas, junto con campesinos de los llamados “13 Pueblos” y de Loma de Mejía, se esfumó con el ajuste de la agenda presidencial, pues la entrega de las canchas deportivas duró unos seis minutos. Después el presidente Calderón voló en helicóptero a la ciudad de México.

Condenados a muerte


Carmen Aristegui F.
28 Mar. 08

EU golpea la justicia internacional desatendiendo los convenios que valida sólo para sus ciudadanos, no para los nuestros

La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos tiró esta semana, literalmente a la basura, el fallo que la Corte Internacional de Justicia emitió en marzo de 2004, que le da la razón a México en el caso de 51 paisanos condenados a muerte. México ganó, entonces, una batalla de altos vuelos en la justicia internacional. Acusó a Estados Unidos de incumplir sistemáticamente sus obligaciones internacionales en el marco de la Convención de Viena y entabló una acción judicial a nombre de los mexicanos que habían sido enjuiciados y condenados a morir en procesos marcados por irregularidades. Demostró que se les había negado el derecho a comunicarse con su embajada o consulado para solicitar ayuda. El fallo implicaba, por supuesto, que las sentencias fueran revisadas. La Suprema Corte estadounidense ha dicho que no. Niega que se revise el caso de Ernesto Medellín Rojas y -por extensión- el de los otros 50. Decidió que: "Ni el fallo de la CIJ ni la orden del Presidente constituye una ley federal aplicable que esté por encima a los límites de diversas solicitudes de revisión". Será el Congreso quien decida si da a la justicia doméstica los elementos para que cumpla con algo a lo que, se supone, ya está comprometido desde hace décadas. Con ironía, vale recordar que fue Estados Unidos quien propuso el protocolo para garantizar este derecho a ciudadanos extranjeros en 1963 y lo ratificó -en conjunto con la Convención de Viena- en 1969. El caso es que Estados Unidos ha incurrido sistemáticamente en el incumplimiento de su propio planteamiento. "A la mayoría de los más de 100 extranjeros condenados a muerte en Estados Unidos se les ha negado este derecho. Al menos 15 han sido ejecutados sin que se les comunicaran sus derechos diplomáticos al ser detenidos, lo que constituye una violación del derecho internacional", dijo en su momento Amnistía Internacional. Estados Unidos hoy niega a México lo que hizo valer para sí en el primer caso que la Corte Internacional resolvió a partir de este protocolo. Fue este país quien recurrió a la CIJ y logró ganar una demanda contra Irán por el caso de los 52 rehenes en 1979. Es decir, una doble vara inaceptable. El fallo a favor de las garantías para sus ciudadanos en otro país vale y se aplica pero el fallo internacional a favor de los mexicanos con procesos irregulares en territorio estadounidense no se puede aplicar. Bonita historia. Esta decisión, tomada seis votos contra tres, determina que no existen mecanismos dentro de la propia justicia estadounidense para cumplir el fallo de la CIJ y determina, además, que el presidente Bush rebasó su propia autoridad cuando ordenó a Texas revisar el caso de Ernesto Medellín Rojas, sentenciado a muerte en Texas. Viene a cuento hoy recordar lo poco que duró el entusiasmo entre los expertos en derecho internacional cuando, en marzo de 2005, el presidente George Bush anunció que respetaría el fallo ganado por México pero dos días después anunciaba a Naciones Unidas su retiro del Protocolo Opcional de la Convención de Viena, es decir, el que obliga a los firmantes a aceptar como la última instancia a la CIJ. Ahí estaba cantada la suerte de lo que hoy estamos conociendo sobre este incumplimiento. Cuando Bush anunció que respetaría el fallo y ordenó a las cortes que revisaran las sentencias, lo hizo ya no como una obligación internacional sino como un acto de volun- tad. La suspicacia que eso levantó, ahora se ve, estaba plenamente justificada. Texas se inconformó y, al paso del tiempo, la Corte dice simplemente que el presidente Bush excedió su autoridad. ¿Sabía Bush que aceptar el fallo a favor de México pero, simultáneamente, abandonar como país la obligatoriedad de su cumplimiento provocaría lo que finalmente ocurrió esta semana?, ¿que la Corte, como resultado de aquello, rechazaría la jurisdicción internacional? ¿Hubo cálculo en la postura de Bush? El caso es que México deberá manifestar su enojo y tendrá que desplegar un intenso cabildeo entre congresistas y autoridades para lograr que el fallo sea cumplido por las cortes estatales a partir de una improbable ley que las obligue a ello. La Cancillería ha rechazado ya la resolución y analiza las implicaciones del caso. Ha dicho que definirá acciones legales inmediatas. Supongo que alegará, entre otras cosas, que el fallo a su favor se obtuvo antes de que Bush decidiera abandonar el protocolo que obligaba a su cumplimiento. La secretaria de Estado, Condoleezza Rice, dijo entonces que el retiro del protocolo no debería ser interpretado como una indicación de que Estados Unidos no cumpliría con sus obligaciones internacionales. El caso es que sí. Que los casos -salvo que ocurra algo extraordinario- están cerrados y los condenados, condenados están. Estados Unidos, una vez más, le da la espalda a la justicia internacional.

PLAZA PÚBLICA


Ocho viernes en la UAM
Miguel Ángel Granados Chapa
28 Mar. 08


Perdido el trimestre por la huelga que ya batió marcas, el riesgo en la casa abierta al tiempo es que se tense y aun se rompa el tejido social, dentro del sindicato mismo y entre éste y los profesores que deploran la suspensión de labores

Hoy hace ocho viernes que está paralizada la Universidad Autónoma Metropolitana. Y en vez de que 56 días hayan sido un lapso suficiente para acordar soluciones que permitan la vuelta al trabajo, al cabo de ese periodo se han acumulado nubarrones amenazantes sobre la institución, que afectan no sólo su tarea inmediata (el trimestre ya perdido) sino aun su papel en la educación pública superior.

Persiste el diferendo entre las autoridades y el sindicato, centrado en el monto del incremento salarial y en seis asuntos contractuales más, puntos en que la universidad no está en situación de ceder (porque corresponden a políticas generales a las que no puede sustraerse) o que propone sean revisados sin la presión de la huelga, extremo que el comité respectivo rechaza con el razonamiento de que lo no logrado mediante ese instrumento legal será menos asequible si se retorna a una normalidad que, desde esa perspectiva, ha sido adversa para los trabajadores.

La trabazón de las negociaciones laborales durante más tiempo que nunca antes en una institución marcada por huelgas frecuentes y prolongadas ha generado gérmenes de disolución social, es decir, de ruptura del tejido de relaciones en diversos ámbitos de la universidad. En el sindicato mismo han aflorado tensiones que explican la dificultad de la secretaria general, Hermelinda Hurtado, para encabezar una agrupación en cuyo comité de huelga tienen mayoría corrientes opuestas a su liderazgo. El 17 de marzo ella misma y tres integrantes más de su comité ejecutivo renunciaron a sus cargos en decisión revisada inmediatamente. Pero el episodio sirvió para conocer qué diferencias políticas, y aun insoportables perversiones como la misoginia, así como irregularidades en la gestión del anterior secretario sindical Jorge Ramos, se han constituido en ingredientes contrarios a la necesidad de poner fin a la huelga.

Esta necesidad ha sido expresada de más en más por profesores e investigadores urgidos de reanudar sus labores. Un importante número de ellos ha integrado la Red de Académicos, que busca ejercer un papel activo en un asunto laboral del que por definición están ausentes. Una inclinación natural de su profesión conduce a miembros de la red a plantear la realización de cursos extramuros, en el comprensible afán de recuperar el tiempo perdido. Si se concretara esta propuesta se añadiría un elemento disturbante más, pues el sindicato podría acusar de esquirolaje a quienes participaran en tales cursos y se sentiría autorizado a estorbarlos y aun impedirlos con violencia. Si bien no han faltado agresiones en varios momentos de la ya larga huelga, todavía no se ha evidenciado de ese modo la brecha social abierta entre académicos y el personal administrativo, y sería riesgoso que se llegara a ese extremo.

Cabe recordar que el SITUAM es un sindicato único y mixto, es decir, que en sus filas están integrados profesores y empleados. Pero paulatinamente se ha reducido el número de académicos sindicalizados, con lo que la mayoría del personal docente y de investigación carece de representación en los asuntos laborales y por eso está ahora en busca de una forma de lograrla, en los hechos, sin que eso signifique la creación de un agrupamiento gremial que disputara la titularidad del contrato colectivo al SITUAM. En la Universidad Nacional una situación semejante requirió el paso de muchos años para que coexistan el STUNAM, mayoritariamente integrado por trabajadores administrativos, y la Asociación Autónoma del Personal Académico.

Aunque se ha visto que los llamamientos y exhortaciones a poner fin a la huelga, formulados por profesores y jefes de área y departamento, coordinadores y responsables de cuerpos académicos, no son atendidos por el sindicato, en busca de un resultado diferente se está gestando una movilización de ex alumnos para invocar los valores de la universidad en que se formaron y de ese modo instar al comité de huelga a la reapertura de la universidad. Una asociación formal que los agrupa, la Fundación UAM, ha citado a una concentración para mañana al mediodía, frente al Palacio de Bellas Artes, a fin de hacer sentir al sindicato que, sin mengua de la respetabilidad de sus derechos, hay otros con los que los sindicales deben ser armonizados.

La autoridad universitaria se halla presa de constricciones presupuestales, rigidez jurídica y costumbres estamentales (altos salarios de los funcionarios) que lastran su posibilidad de entenderse con un sindicato que incluye miembros a los que esta huelga conviene porque la ubican no en el ámbito al que corresponde, una universidad pública, sino como parte de una movilización social más amplia y son, por lo tanto, insensibles a los reclamos de la casa en que trabajan pero de que no sienten parte. En la coyuntura, además, la Rectoría ha errado al hacer y retirar ofrecimientos que enardecen no sólo a los sectores más radicales. El secretario general de la institución quizá se ha desgastado al extremo que haría necesario su reemplazo en la interlocución por otro funcionario dotado de capacidades de decisión, como por ejemplo el abogado general. Para colmo, el rector general accedió a que una reunión con miembros del gobierno federal (los subsecretarios de Educación Superior, Rodolfo Tuirán, y del Trabajo, Álvaro Castro, cuya presencia en las orillas del conflicto es comprensible) tuviera lugar en Gobernación, con el responsable de la política interior Abraham González, formalmente ajeno al conflicto.



Cajón de Sastre

El presidente del partido Alternativa, Alberto Begné, pretende hacer creer que mis afirmaciones sobre su persona, el 26 de marzo, son producto de la deshonestidad intelectual o la ignorancia. Ni lo uno ni lo otro. Son resultado de información, que es la materia prima de mi trabajo. La violencia en la asamblea del Distrito Federal fue atestiguada y resentida en su propio cuerpo por Andrés Lajous, a quien Begné ni siquiera se refiere. La prueba que exige sobre palabras que pongo en su boca es el testimonio de Ricardo Raphael, que las oyó directamente de él. De la intromisión de Alternativa en los comicios del PRD me atengo a lo dicho por la diputada Elsa Conde y Jorge Javier Romero, que el 5 de marzo denunciaron el canje de favores políticos entre Begné y Nueva Izquierda en el estado de México.

Correo electrónico: miguelangel@granadoschapa.com

jueves, 27 de marzo de 2008

NOTIBOTE cobertura del 18 y 25 de Marzo de 2008

Mujeres en defensa del petróleo


Por Sara Lovera López

México DF, 27 marzo 08 (CIMAC).- Todavía en mi memoria está congelada la fotografía, la imagen de miles de mujeres en Bellas Artes. Era 1938.

Las mujeres, todavía sin ciudadanía, depositaron sus argollas de matrimonio, las alhajas de la familia; las crías de gallinas y enseres domésticos, para el fondo necesario para pagar a las compañías de El Águila y anexas que controlaban la riqueza petrolera del país.

Las mujeres, que encabezó entonces Amalia Solórzano, la esposa de Lázaro Cárdenas, no escatimaron esfuerzos, entendieron entonces el valor de la soberanía nacional sobre el control del petróleo. Y Lázaro Cárdenas envió la iniciativa para el voto universal femenino, que frenó el Senado meses después.

La construcción de los cercos femeninos, con más de 10 mil mujeres que se organizan para impedir la despiadada reforma energética que fraguan en silencio el gobierno de facto y sus cómplices, es un reto nacional, un ejemplo, una forma de hacer visible, no una contribución sin consecuencias.

La apretura de contratos múltiples para la exploración en nuestros mares a más de tres mil metros de profundidad; las concesiones bajo la mesa de la producción, transformación y tal vez venta de nuestro recurso mayúsculo es un acto contranatura.

Más allá de las vacías declaraciones de los políticos, como lo hizo el jefe de la bancada priista en el Senado, Manlio Fabio Beltrones, al señalar que “nada que huela a privatización admitiré” y las conductas de los tibios perredistas que se han colocado, con su ausencia en el Zócalo, al otro lado de la historia, hoy las cosas tienen barruntos de cambio.

Los que no saben es por qué nunca han visto la fotografía de Bellas Artes o son tan miserables que pretenden borrar la historia, además de que no saben cómo las mexicanas entendemos bien de qué se trata y nos colocamos en el destino compartido.

La edificación de México independiente, la Revolución Mexicana, las gestas democráticas siempre han contado con las mujeres. Hemos puesto una cuota de sangre y vida.

Ahora Mujeres sin Miedo, el Frente Socialista de Mujeres, se han colocado al lado de ese destino compartido como lo ha llamado la arquitecta Laura Itzel Castillo, que pondrá a Felipe Calderón y a su grupo de cara a la nación.

No hemos estado ausentes, somos esa mitad de una sociedad que los espurios no ven ni oyen. Y participamos a pesar de nuestra condición de oprimidas, porque sabemos lo que significa el petróleo, su potencial como palanca para el desarrollo y la justicia.

No son tiempos fáciles. En estos días que se han cumplido 5 años del horror desatado por Jorge W. Bush en Afganistán, una guerra para concentrar los recursos petroleros, en la que están aliados los gobiernos poderosos del mundo occidental, contra millones de pobres.

Tenemos preguntas urgentes. ¿A quién responde el grupo calderonista? ¿Qué le debe este grupo a las trasnacionales? ¿A qué responde una militarización exacerbada y contumaz para frenar la protesta?

Si en este momento de la historia se toma en serio la propuesta de organización que hizo el día 25 Andrés Manuel López Obrador, y se crea una verdadera estructura movilizada, podríamos hablar de que se frenará la andanada que pretende ir para atrás en todos los derechos que hemos conseguido en el papel, incluidas las leyes contra la violencia y las que rezan por la igualdad entre mujeres y hombres.

Hasta ahora no se ha hecho el recuento de las contribuciones femeninas, ni se han reconocido a las valientes y visibles mujeres que han luchado por la justicia social en México desde el siglo XIX. Ni se ha evaluado nuestra participación fundamental.

Llama poderosamente la atención que seamos precisamente nosotras, las primeras brigadistas, las alistadas en esos 20 grupos de 10 mil para frenar con cercos distribuidos en las regiones petroleras, en los estados pobres pero petroleros, en las instalaciones de la industria que ha cobrado tantas vidas y tantos desvelos.

No es casual esta reacción. Nos sabemos las de abajo, de hasta abajo, pero comprendemos quizá que no podemos dejar a los intereses del imperio, que ha vuelto a las prácticas más inhumanas y hostiles contra los humanos, por acumular el motor de la modernidad.

Hoy tenemos datos precisos de cómo en pueblos sometidos se viola a las mujeres, se las envía como prostitutas a los suburbios de todas las ciudades vía la trata; somos botín de guerra en todas las disputas patriarcales; somos la mano de obra más barata y hacemos las peores funciones.

El petróleo, ese que se pelea en Bagdad, es el que se resguardaba hasta hace poco la OPEP, el que está en las costas de Cuba y se anida en las profundidades del territorio venezolano.

Nada hay nada casual. No lo es el ataque artero en Ecuador, como un acto de provocación capaz de cercar a los gobiernos, tímidamente socialdemócratas del sur de América.

Ahora está México, ahí en la mira del imperio, México sangrante con un grupo como el que negoció con Napoleón la llegada de Maximiliano.

No podemos borrar la historia ni hacer como si todos esos episodios no existieran. Esas 10 mil mujeres están erguidas, están conscientes y son capaces. Quien llama hoy a las movilizaciones debe saber que ya no nos conformaremos después de la batalla y volveremos a la cocina.

En la Convención Nacional Democrática, desde su primera asamblea marcamos territorio. Sí, compartimos ideales, pero esta vez no nos hemos olvidado un ápice de lo que nos corresponde.

Queremos ser libres y ciudadanas, queremos respeto a nuestros recursos, pero también queremos libertad en nuestros cuerpos.

La defensa del petróleo es nuestra, pero, estoy segura, esta vez sabemos que compartimos destino, pensando en nuestro destino.

Sin una economía justa, no hay democracia, como no la habrá sin justicia libertaria. En eso están estas mujeres sin miedo que vislumbran globalmente su futuro, el nuestro.

08/SL/GG/CV

Elena Poniatowska



Yo te doy agua.
–Yo cargo las ollas y las cazuelas para prepararte tu comida.
–Yo aguanto el metate.
–Yo te lavo tu ropa.
–Yo junto la leña para hacer lumbre.
–Yo te aceito tu fusil.
–Yo cargo tus cartuchos y tu máuser.
–Si a ti te pasa algo, yo disparo.
–Yo te hago casa.
–Yo soy tu colchón de tripas.
–Yo tengo a tu hijo en la trinchera.


Así eran las soldaderas. Seguían a la tropa en movimiento y corrían la misma suerte que los soldados. Subían al tren. Viajaban al lado de su hombre en el techo del vagón, porque los caballos tenían que ir resguardados y los revolucionarios aguantaban las nevadas del norte y el calor del sur, la escarcha, el frío, la tormenta
y el sol que derrite.

Decididas a todo, las soldaderas eran escudos humanos.

¿Sabemos sus nombres? ¿Las hemos reconocido? ¿Tenemos conciencia de que sin ellas los soldados habrían desertado y no hay Revolución de 1910? En 2007, las mujeres siguen siendo el elemento aglutinador de nuestro país, el pegol, el que impide que México se caiga en mil pedazos.
Son ellas las que mantienen firme el árbol de la vida, son ellas las que nutren, enlazan, hacen crecer y enseñan a los hijos a madurar, a ser fieles a sí mismos y a hacerse responsables de su propia vida.

No sabemos sus nombres, son las grandes olvidadas de la historia de México y sin embargo sin ellas no habría México ni historia de México.
Hoy, en 2007, 90 por ciento de las mujeres hacen las tareas de la vida diaria. En el caso de las indígenas no sólo muelen el maíz para el nixtamal y echan las tortillas sino que siembran, cosechan, acarrean agua, tejen, bordan además de criar a los hijos.
Es imposible pensar en un cambio social sin las mujeres.

María Sabina, la curandera de Huautla de Jiménez, en la sierra Mazateca, la repartidora de hongos alucinantes en Oaxaca, quien murió en 1985, entonaba cantos chamánicos que mucho tienen que ver con aquello que las mujeres sentimos cuando somos jóvenes y nadie, ni la familia, ni el marido, ni la sociedad nos ha mediatizado: esa fuerza explosiva con la que amanecemos y salimos a pisar el día antes de que las formas aprisionen nuestro ímpetu, no, no, no, no, no, tú no, no hagas, no digas, no, qué dirán, a ti no te toco ni modo, no, confórmate. María Sabina supo tomar de la mano y cantar:

"Soy la mujer libre que está debajo del agua
Porque soy el agua que mira,
Porque soy la mujer sabia en medicina,
Porque soy la mujer yerbera
Porque soy la mujer de la brisa
Porque soy la mujer del rocío.
Vengo con mis trece chuparrosas
Soy mujer que mira hacia adentro
soy mujer que mira hacia adentro
soy mujer que mira hacia adentro
soy mujer día
soy mujer noche
soy mujer que truena
soy mujer de sangre
Porque soy la mujer estrella-Dios
La mujer estrella cruz
Porque puedo nadar en lo grandioso
Porque mi agua es la del infinito
Soy la mujer que resiste
Soy la mujer del bien
soy mujer piedra del sol sagrada
soy mujer que mira hacia adentro
soy la mujer Jesucristo,
soy la mujer Jesucristo,
soy la mujer Jesucristo
Soy mujer que truena
soy mujer estrella grande
soy mujer estrella cruz,
soy mujer luna,
soy mujer de luz".

Muchas gracias por escuchar.
Texto leído por la escritora y periodista, la noche del jueves, en el
contexto de la presentación del proyecto La puerta de las mujeres
insurgentes, encabezado por Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno del
Distrito Federal, en el Centro Cultural Indianilla

QUE NO MAME EL UNIVERSAL

A las 11 de la mañana con 10 minutos El Universal publicó la siguiente nota:

Aventaja Ortega a Encinas por 7 mil votos

Da un viraje elección en el PRD luego de concluir la revisión en 24 estados; las cifras provienen del cómputo oficial monitoreado por el CEN y la Comisión Técnica Electoral; aún así los resultados pueden ser impugnados

Ajá... o sea que cuando todavía faltan 8 estados por contabilizar, ya Ortega lleva la "ventaja."

De pilón, el cómputo de los votos se había parado. Vaya; el Reforma publicó a la una de la tarde con 31 minutos que apenas se había acordado reanudar el cómputo de los votos:

Ciudad de México (27 de marzo de 2008).- La mesa nacional para destrabar el cómputo de la elección para renovar la dirigencia nacional del PRD, integrada por el Comité Técnico Electoral (CTE) y los representantes de Alejandro Encinas y Jesús Ortega, informó que reiniciará el cómputo en los estados faltantes después de las 13:00 horas.


La razón por la cual estaba trabado el conteo era porque los chuchos de Oaxaca (que algunos lectores han dicho que en realidad son porros enviados por Ulises Ruiz para apoyar a Jesús Ortega) no se querían ir de la sede del PRD, y esto impedía que prosiguiera el conteo.

En Oaxaca, por cierto, Junto con Chiapas y el EdoMex, fue donde más cochinero hubo. Y si el conte sigue, y se anulan las casillas fraudulentas de los chuchos, OBVIAMENTE pierde Ortega.

Por lo tanto, la nota que da El Universal más bien parece un intento de posicionar a Jesús Ortega como "ganador" cuando NO se ha terminado el conteo.

Y miren lo que son las coincidencias: precisamente ESO, inventarse un triunfo MEDIÁTICO sin sustento en resultados reales, era lo que buscaban los chuchos para tratar de hacerle creer a la gente que ganó Ortega.

¿Será eso que publicó El Unicerdal parte de la estrategia?


Una razón más para apoyar al peje en el 2008.
http://senderodelpeje.blogspot.com

Detrás de la Noticia

Ricardo Rocha
27 de marzo de 2008

Ninguno de los gobiernos ni la mayoría de nosotros hemos entendido que la tierra, el agua y el aire son vitales para el futuro. Por eso los dilapidamos en el presente. Porque este país ha sido tan generoso y abundante que todavía no nos acabamos sus recursos. Mientras tanto, contaminamos ferozmente nuestras riquezas naturales ensuciándolas sin piedad.

Somos el caso de mayor irresponsabilidad en todo el planeta. Y seguramente el más hipócrita. Firmamos cuanto protocolo nos ponen por delante, pero en la práctica arrojamos miles de toneladas de desechos, basura, gases y materiales tóxicos a la atmósfera, suelos, ríos y mares con una inconsciencia verdaderamente inaudita. Como si fuéramos incapaces de entender que las consecuencias no las pagaremos nosotros, pero sí necesariamente la generación inmediata y las subsecuentes: nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos. De la región más transparente pasamos a un México sucio.

En lo que hace a la degradación de nuestros suelos, padecemos una aguda concentración poblacional en nuestras grandes ciudades, al tiempo que una dispersión de pequeñas comunidades con altos grados de pobreza y marginación en todo el territorio; desde hace tres décadas ejercemos un mal entendido desarrollo industrial que todo lo contamina y una absoluta falta de compromiso social que explica, aunque jamás justifica, que en este país lo más común sea tirar basura al suelo lo mismo en nuestras calles que en carreteras o en el campo.

Por lo que respecta al agua, el crecimiento de la población a más de 100 millones de mexicanos y la creación de decenas de miles de industrias y fábricas que tiran sus desperdicios a mares, lagos y ríos han rebasado a la naturaleza en sus capacidades para eliminar la enorme y creciente cantidad de desechos e impurezas con las que ensuciamos nuestras aguas, contaminadas ya en 94%. Ahora sí que no en balde somos el segundo consumidor mundial de agua embotellada, sólo después de Italia. Y qué decir de nuestros mares, donde, según la organización ecologista Greenpeace, prácticamente todas nuestras costas y destinos de playa presentan niveles preocupantes de contaminación. Y en ello interviene también la irresponsabilidad de gobiernos estatales y municipales, para los que resulta muy cómodo y barato echar al mar todas las porquerías de puertos y ciudades. Tan sólo en Jalisco arrojan cada minuto 800 mil litros de aguas residuales, de los cuales sólo 160 mil son procesados en plantas de tratamiento. Y así por el estilo en la gran mayoría de nuestros 11 mil kilómetros de litorales. Una problemática gigantesca de la que nadie se ocupa y que repercute no sólo en la supervivencia de nuestros paisanos costeros sino en el resto de nosotros, ya que muchos de los pescados y mariscos que llegan a nuestras mesas vienen ya contaminados.

En cuanto a la polución atmosférica, basta con respirar para saber que son nuestras grandes ciudades las que presentan los más severos daños por la presencia de ozono, plomo y otros elementos tan letales como bióxido de azufre, bióxido de nitrógeno, monóxido de carbono y las llamadas partículas suspendidas que van desde materiales de construcción a toneladas de excrementos de humanos y animales. Los muy relativos esfuerzos de redes de monitoreo, programas de Hoy No Circula y algunas todavía más tímidas medidas para tratar de reducir emisiones industriales no han podido detener el inexorable deterioro del aire que nos metemos a los pulmones. El caso patético es la zona conurbada del DF y el estado de México, pero Guadalajara, Monterrey y otras grandes urbes no van muy a la zaga. Cada vez más millones de automóviles contaminando la mayor parte del día. Según la Secretaría de Salud, el costo para el país por atención hospitalaria y ausentismo laboral llega ya a los 10 mil millones de pesos. Así que como se ve no es sólo un asunto de moral pública sino de conveniencia económica.

Hace unos días, nuestro premio Nobel de Química, el doctor Mario Molina, me dijo que el problema es que en México no dimensionamos aún este suicidio colectivo. Nos falta una conciencia nacional y planetaria para entender que viajamos en esta nave común llamada Tierra.

ddn_rocha@hotmail.com

http://www.eluniversal.com.mx/columnas/70628.html

Se deslinda FAP de spot; culpa a Segob

Muñoz Ledo aseguró que el Frente Amplio Progresista no contrató el anuncio político pues no cuenta con un presupuesto propio

Armando Estrop


Ciudad de México (27 de marzo de 2008).- Porfirio Muñoz Ledo, coordinador del Frente Amplio Progresista (FAP), aseguró que el spot en el que se invitaba a la concentración masiva convocada por Andrés Manuel López Obrador, no fue contratado por la coalición porque, incluso, no tiene dinero para hacerlo.

"No lo contrató, el FAP no es una persona moral de acuerdo con el Cofipe y no puede hacer contrataciones y no tiene presupuesto", detalló.

Afirmó, así mismo, que el spot no es más que una cortina de humo de la Secretaría de Gobernación para desviar la atención de la privatización del petróleo.

"Es una cortina de humo, yo denuncio al niño Mouriño de esta cortina de humo; yo espero que el IFE actúe con responsabilidad".

Muñoz Ledo, de igual forma, dijo que tendrán que ser las autoridades electorales las que definan el tipo de sanción que deberá de recibir Televisión Azteca, que fue la que transmitió el spot.


"Eso (las sanciones) lo tendrá que determinar la autoridad", mencionó.

El ex Embajador de México ante la Unión Europea también deslindó de la sanción al FAP ya que nadie de esta organización hizo el contrato con la televisora, no obstante, dijo que el contenido del spot le pareció adecuado.

Insistió en que lo importante es evitar la privatización de los recursos petroleros como pretende hacerlo el Gobierno de Felipe Calderón.

"Vamos a ser claros, lo que está ocurriendo en este momento en el País es el atraco de la reforma energética, todos los días va a aparecer algo en los medios, que si hay un conflicto en el PRD, que si los spots toman el nombre genérico del FAP.

"No voy a dar pie al escándalo, el tema es la energía, el señor Calderón ha dicho que este País va a producir cuatro millones de barriles diarios en un año, y eso es un atentado contra la Nación", afirmó.
Hora de publicación: 13:08 hrs.
Reforma

Rayuela

Diagnóstico fallido: el tesoro de México no está en las aguas profundas del océano, sino en la plancha del Zócalo.




miércoles, 26 de marzo de 2008

http://www.jornada.unam.mx/2008/03/26/index.php?section=opinion&article=002a1edi

Editorial

No a la iniciativa energética privatizadora

El coordinador de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, el panista David Maldonado, afirmó hoy que en ocho días el Ejecutivo federal presentará su iniciativa de reforma energética. Con ello, el legislador oficialista confirmó los anuncios que, en el mismo sentido, habían hecho los líderes de las bancadas de su partido en la Cámara de Diputados, Héctor Larios, y en el Senado, Santiago Creel. Con estos datos resulta inevitable concluir que el llamado de Felipe Calderón del pasado 18 de marzo a un “diálogo abierto, objetivo y sereno” sobre el futuro de la industria petrolera carecía de sustancia, y que no hay el menor interés por parte del grupo gobernante de tomar en cuenta el sentir de la sociedad en esta materia. Se confirma, en suma, que el gobierno calderonista y sus apoyos empresariales nacionales y extranjeros han venido actuando de manera sesgada, de espaldas a la opinión pública, y adulterando en forma sistemática los términos del debate, acaso porque no quieren arriesgarse a perderlo.

Por el contrario, el Partido Acción Nacional, las coordinaciones parlamentarias del Revolucionario Institucional y los promontorios de poder fáctico se han reservado para sí, en un ejercicio oligárquico, la construcción de la iniciativa de modificaciones legales en materia petrolera. Semejante estilo de no hacer política, de excluir al grueso de la población de una decisión de suma gravedad para el futuro del país y de preparar en las sombras la propuesta de reforma sólo puede explicarse, a su vez, por la existencia de un intento privatizador y antinacional que suscita ya, desde antes de que se formalice, el repudio generalizado de la mayoría de los mexicanos. Tras los ensayos de manipulación del discurso oficial y luego de la difusión de un espot mendaz y distractor sobre la supuesta urgencia de asociarse con trasnacionales para perforar los yacimientos situados en aguas marítimas profundas, se requiere de un gran esfuerzo de credulidad, o bien de un alto grado de complicidad, para no ver en las acciones gubernamentales el designio de entregar al menos parte de la riqueza petrolera nacional a consorcios privados muy probablemente extranjeros.

Tal proceder antidemocrático y vergonzante, lejos de incrementar los márgenes políticos de la actual administración, acentúa su déficit de legitimidad y su imagen como un gobierno al servicio de los intereses privados, especialmente de los trasnacionales, y que da la espalda a las necesidades de la población.

Por añadidura, las prácticas puestas en juego por el calderonismo en la circunstancia actual –engañar en vez de informar, imponer en lugar de convencer, excluir y no incluir– amenazan con llevar al país a una polarización sin precedente y a un estado de confrontación permanente sumamente peligroso. En este sentido, el escamoteo de la discusión y el debate, francos y abiertos, por parte del gobierno, explica, en buena medida, el crecimiento del movimiento en defensa del petróleo que encabeza Andrés Manuel López Obrador y que ayer dio, en el Zócalo capitalino, una nueva muestra de su capacidad de movilización y un indicio de su vocación organizativa. En efecto, ese movimiento está dejando de ser una suma de exasperaciones individuales ante la voracidad de la derecha y empieza a convertirse en contingentes y sectores organizados de la sociedad que se oponen a la privatización de los recursos energéticos del país.

Ignorar a esa parte sustancial de la sociedad o minimizarla como un mero rescoldo de los descontentos por la suciedad de la elección presidencial del año antepasado sería casi un acto de provocación, y con ello se estaría apostando, desde el mismo poder público, por la ingobernabilidad. La autoridad debe caer en la cuenta de que la privatización parcial o total de la riqueza petrolera nacional, abierta o encubierta, vía constitucional o por ley secundaria, por medio de contratos de riesgo, joint ventures o cualquier otra figura que comprometa la plena soberanía sobre los hidrocarburos mexicanos, es políticamente inviable en el México contemporáneo, y que el interés nacional en esta materia está por encima del pago de favores y facturas, por abultadas que sean. El grupo gobernante debe desistir de su empeño de presentar una iniciativa de reformas legales que, indefectiblemente, ahondaría la fractura nacional ya existente, y que podría desembocar en una severa desestabilización, cuyo principal responsable sería el propio Ejecutivo federal.

Quema Pemex gas por 7 mdd en Cantarell

Para que vean, hasta en un periódico típico palero del Gobierno mencionan sobre los seis ingenieros petroleros -jubilados de Pemex- integrantes del Grupo Ingenieros Pemex Constitución de 1917.
Léanle y difúndanlo..
El link de la nota acá: http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n637514.htm

-------------------------------------------------------------------------------------------------

Organización Editorial Mexicana

23 de marzo de 2008

Especial de Miguel Reyes Razo / El Sol de México

Ciudad de México.- "Presiones y urgencias de Estados Unidos determinan la producción de Petróleos Mexicanos, la política petrolera de México", dijeron ingenieros jubilados de Pemex, quienes ejemplificaron: "Su exigencia llevó a la sobreexplotación irracional de Cantarell. Quizá la mitad de sus yacimientos se perdieron. Prematura e innecesaria inyección de nitrógeno impidió la extracción del 50 por ciento de su aceite. Además, en Cantarell se queman, desde hace muchos años, millones de píes cúbicos de gas. ¡Hace años que México quema en Cantarell, a diario, gas que vale 7 millones de dólares!

"Cantarell declinó prematuramente. Que inyectaran nitrógeno aceleró su decaimiento. Lo recomendable, lógico, era inyectar el gas que salía con el petróleo y que aquí quemamos desconsideradamente. México perdió así unos 6 mil millones de barriles de reservas probadas".

Francisco Garaicochea -Premio Nacional de Ingeniería- explica severo, seco, cajijunto:

"Le hicimos ver a Adrian Lajous lo fatal de inyectar nitrógeno en Cantarell. Atendió a los consejos de la empresa Netherland Sewell de Estados Unidos. Lajous construyó la planta de nitrógeno más grande que hay en el mundo".

-¿Para qué sirve el nitrógeno, ingeniero?

-Para mantener presión. Daña al pozo. Preferible inyectar el gas, no se quemaría, y es más barato. E innegable su eficacia. El nitrógeno deja "embarrado" el aceite, su recuperación merma. ¡Quemar 7 millones de dólares diarios! ¿Se imagina?

Y agregó: "El petróleo de México ha sido manejado por políticos. A nosotros los ingenieros no nos dejaron actuar. La alta dirección de Pemex se halla en manos de políticos designados por el presidente de la República. El nombra esa cúpula.

"Un dato para que se de una idea: en los ochenta, entre el director general de Pemex y el gerente general mediaban 40 personas. ¡Hoy hay mil 200! Pemex se dividió, y se multiplicó por cinco. Pemex es una gran burocracia.

"Junto con Estados Unidos, la Secretaría de Hacienda dicta las líneas de Petróleos Mexicanos.

"Jorge Díaz Serrano infló las reservas probadas de petróleo mexicano, las exageró en unos 6 mil millones de barriles. Más tarde los estadunidenses lo obligaron a rectificar. Mario Ramón Beteta llenó Pemex de economistas y administradores formados en el Banco de México y becados en universidades de Estados Unidos.

"Entonces la planeación estratégica de Pemex se hacía con sus petroleros y con sus estudiosos del Instituto Mexicano del Petróleo, que entonces estaba muy fuerte y aportaba mucho a la industria. Ahora ese instituto apenas es una sombra, se le debilitó deliberadamente.

"Hacia 1980, Pemex consumía en ingenierías 24 millones de horas ingeniero al año. Hoy apenas llega a 3 millones de horas ingeniero al año.

"Se reconfiguró la refinería de Cadereyta, Nuevo León. ¡Coreanos la hicieron! ¡La Ingeniería de Cadereyta se trajo de Filipinas! Los bienes de capital -torres, equipo mecánico, cambiadores de calor- de Corea. ¡De Corea también se trajeron 400 soldadores!

ADRIAN LAJOUS SE BURLO DE NOSOTROS Y NOS INSULTO MUY FEO

"Al tiempo que México exportaba soldadores al Mar del Norte, y en Tula, Hidalgo, la firma italiana Snam Progetti llevó adelante un 'proyecto llave en mano' para una planta de residuales, con el esquema de Pidiregas. Proyecto de impacto, diferido en el gasto. Créditos extrapresupuestales que se piden muchos. Pues los italianos trajeron albañiles, paileros y tuberos. En Ciudad Madero se instalaron pilotes de concreto hechos en Corea".

Dulcificó el encuentro el ingeniero Ricardo Prian Caletri:

"Preocupados por lo que veíamos que hacía con Pemex, nos reunimos con Adrián Lajous, lo cercamos con preguntas, lo asediamos con inquietudes. Adrián Lajous se sintió acorralado. Estalló: 'son ustedes una bola de ingenieros viejitos y obsoletos, muy enamorados de sus fierros'. Y dio por concluida la junta. Nos acompañó a los elevadores. Se deslizaron las hojas. En el último instante uno de nosotros metió su carpeta en medio, y quedaron de par en par. Adrián Lajous echaba para atrás -con vigor- su brazo izquierdo. Inequívoco gesto de gran insulto. Todos lo vimos.

Ricardo Prian -hijo de un impulsor y fomentador de la gimnasia de aparatos en el parque Venustiano Carranza, en los años cuarenta del siglo anterior- provocó la gran carcajada.

Son seis los ingenieros petroleros -jubilados de Pemex- integrantes del Grupo Ingenieros Pemex Constitución de 1917. Recuerdan con afecto a uno de sus fundadores, Francisco Inguanzo. Y evocan con mezcla de rencor y admiración a Jesús Reyes Heroles: "patriota, sí; grosero y ofensivo, también".

"Comparado con su hijo -coinciden-, es Jesús el Bueno".

Francisco Garaicochea -desde la cabecera de la mesa- dice:

"Hoy nos inunda a los mexicanos la 'falsa propaganda' que nos urge a buscar petróleo en aguas profundas. Se nos habla de 'grandes reservas'. Lo cierto es que no hay un solo barril. Sí hay, es cierto, recursos prospectivos. Esto hace una gran diferencia. Hasta hoy los geólogos conjeturan, formulan fundadas hipótesis. ¡Nada más!"

LAS PETROLERAS CODICIAN... LOS PAISES "RENACIONALIZAN" Su PETROLEO

"Lo prospectivo justifica, en ocasiones, la inversión. Así se hizo el gasoducto Cactus-China, Nuevo León, que surtiría de 2 mil millones de píes cúbicos diarios a Estados Unidos. El famoso gasoducto de Jorge Díaz Serrano costó 10 mil millones de dólares. Y se usa, aunque no en la capacidad que se supuso.

"Es un error -asegura Garaicochea- justificar que vengan los extranjeros a explotar nuestros hidrocarburos en aguas profundas. Las transnacionales quieren 'contratos de riesgo': nada menos que el 50 por ciento de la producción, y el 50 por ciento de las reservas. Ahí están, son la Repsol, de España; La ENI -Ente Nacional de Idrocarburi-, de Italia, empresas que explotan y extraen crudo en Africa Occidental, Níger, Ghana.

"Años ha que Jesús Reyes Heroles -el bueno- finiquitó tratos con petroleras extranjeras. En Tamaulipas fue el último contrato.

"Pero la gran codicia mueve a las petroleras. Las grandes empresas observan con temor cómo el petróleo del mundo se acaba, declina, y la demanda crece. El recurso de agota. Y estamos frente a la 'renacionalización': Rusia, Venezuela, Bolivia, Ecuador. Y vea a Argentina. El asedio.

"Vemos la caída franca de los yacimientos del Mar del Norte y de otras zonas petroleras del mundo. Aceite y gas mermarán mucho el los próximos 15 años. ¿Qué harán las poderosas petroleras con sus costos, sofisticados equipos? ¿Qué con sus tecnologías y conocimientos?

"Oigan, escuchen. Esas empresas no viene solas. Llegan a los países a explotarlos a través de sus financieras. Su banca busca donde invertir sus excedentes financieros. Y les urge, pues el petróleo pronto no será.

"Que México acceda a perforar en aguas profundas no tiene más finalidad que resolver un problema de ellos. Traerán a sus grupos, darán trabajo a su gente, aquí resolverán dificultades.

"Y nosotros podemos hallar petróleo -hay mucho- en tierra y aguas someras. Lo hemos hecho. México tiene hoy alrededor de 30 mil millones en reservas. Tierra y aguas someras y litoral cercano. Hay la infraestructura y Pemex tiene toda la tecnología, el conocimiento para extraer ese aceite, y puede celebrar contratos específicos de obra pública. Así, contratistas privados podrían intervenir en la industria sin incurrir en violaciones a la Constitución ni a legislaciones inherentes".

Reunión en el Palacio de Minería. En el primer piso de Tacuba 5. Francisco Garaicochea P., Mario Villalobos Luna, Mario Hernández Samaniego, Roberto Ramírez Costales, Ricardo Prian Caletri y Alfonso Hickman Sandoval se perecen por hablar de petróleo. Y de Pemex. Y de inconformarse.

Jaime Andrés Arroyo Olín los fotografió.

-¿Por qué no explota Pemex nuestro petróleo? -les plantea el reportero.

-Su presupuesto es muy limitado. Y conste que antes invirtió en proyectos muy rentables: Poza Rica, Tamaulipas, Samaria, Sitio Grande, Cunduacan. En estos últimos los costos eran menores que en Poza Rica, Tamaulipas o Chicontepec. Y luego Cantarell, Apkatun. Y ahora nos dicen que hay que ir a las aguas profundas, que debemos instalar 'árboles de navidad' submarinos. Eso es muy caro, requiere de mucho tiempo y no es necesario.

¡CUIDADO! LOS EXTRANJEROS CAMBIAN PETROLEO POR ESPEJITOS

"El gas que se quema en Cantarell debía darnos vergüenza. ¡Nunca se instalaron las compresoras! López Portillo -en días de candidato- recordó que los petroleros eran reacios a revelar la cuantía de las reservas. Lo habían sido. El sí las supo, las conoció. Y agradeció que a un político le tengan confianza los petroleros. Y se formó el Colegio de Ingenieros Petroleros, con Adolfo Lastra Andrade.

"En aquel tiempo se habló de grandes reservas petroleras. Inguanzo corrigió lo que había revelado Díaz Serrano.

"Luego The Security Comisión -de Estados Unidos- exigió claridad. De qué dimensión eran las reservas. Las probadas. Nada de posibles, ni de probables.

"Y vienen los extranjeros hoy a decirnos que tenemos reservas probadas, posibles, probables, que las tenemos al alcance de la mano. ¡Nos quieren vender espejitos! Que están en 'aguas profundas'. Inferencia pura. Meras hipótesis sin fundamento, sin el menor respaldo.

"Dan información manipulada, sólo de prospectiva de aguas profundas. Niegan las prospectivas en tierra... y en aguas someras, de menos de 200 metros de agua. Y en Cantarell usamos plataformas marinas que en un 99 por ciento se producen en México, en Tuxpan.

Hablan de empresas extranjeras como la Schlumberger, instaladas en la Facultad de Ingeniería de la UNAM: "Ahí reclutan a los mejores. Chevron y Haliburton hacen lo mismo. Ingenieros educados por los dineros del pueblo mexicano son atraídos por los dólares. México subsidia a las transnacionales.

"Pemex está muy débil. Paga el 103 por ciento de impuestos, pide prestado para pagarlos, y recibe dineros muy raquíticos para sus procesos industriales. Le han quitado su fuerza intelectual. Sus técnicos ya no son. Desaparecen sus plazas.

Alfonso Hickman:

"Lo que el Gobierno de México debe en Pidiregas es colosal: unos 90 mil millones de dólares. Se trata de dineros destinados a empresas que prestan servicios en proyectos productivos.

"Así se endeuda Pemex, prácticamente se le obliga a endrogarse. Esa deuda debería ser del Gobierno y nunca de Pemex. Por eso -esa deuda- se dice que Pemex está en 'quiebra técnica'.

"Y luego la organización de Pemex. El TLC obligó a transformarla. Y todo se le encareció. La división en diversas filiales hizo la ruina. La hace.

"Como se ve, estamos contra la privatización de Pemex", dijeron.

Y Roberto Ramírez Costales remató:

"En 1961 Pascual Gutiérrez Roldán -director de Pemex- me premió por mi trabajo. Perforé un pozo -el central número 4- que en su tiempo fue el de mayor profundidad en el país. Con lo que aprendí en el Instituto Politécnico Nacional, si se trata de perforar profundo soy el primero en ir, lo juro".





martes, 25 de marzo de 2008

Plaza Pública

Las crisis del PRD
Miguel Ángel Granados Chapa
25 Mar. 08

Es imposible minimizar el sentido y alcance de la situación que padece el PRD, pero conviene ubicarla en el cuadro general de los partidos, y no dejar de lado las razones de los adversarios de esa organización para magnificar y aun falsear las dimensiones de la crisis, que no sólo es electoral

La mayoría de los militantes y los votantes del Partido de la Revolución Democrática no merecen el descrédito que la actual crisis depara a esa organización. No lo merece tampoco la todavía incipiente democracia mexicana, que requiere de un potente partido de izquierda. La corrupción de buena parte de los cuadros dirigentes del PRD, que se ejerce cotidianamente y se abulta en coyunturas en que se disputa el poder, como el actual proceso electoral, no corresponde a la condición ética de la mayor parte de quienes son sus miembros y votaron el 16 de marzo pasado. Esa diferencia entre el grueso de la militancia y sus dirigentes deviene en amplia medida de la conversión de la política como responsabilidad en la política como negocio y modus vivendi, transformación especialmente dañina en agrupaciones basadas en la solidaridad y la abnegación. Pocos fenómenos tan grotescos y socialmente dañinos como el espectáculo de los quijotes en engorda.

La sola imposibilidad de conocer en definitiva el resultado de la jornada electoral dentro del plazo fijado y la incertidumbre sobre cuándo y cómo terminará el proceso son reveladoras de la crisis perredista. Después de que, tal como se había previsto y conforme a las reglas establecidas, se supo el resultado de dos conteos rápidos, realizados por sendas empresas cuya metodología fue conocida y aprobada por las partes, resultado que en ambos casos favoreció a Alejandro Encinas con hasta ocho puntos de ventaja sobre su principal contendiente, Jesús Ortega, el proceso ha corroborado la evidencia del deterioro perredista. Tras la aproximación estadística ofrecida por los conteos rápidos, los resultados preliminares fueron manipulados y el órgano electoral nombrado ex profeso, encabezado por el antiguo director del IFE, hoy senador Arturo Núñez, se vio en la necesidad de cerrar el programa respectivo. Luego, el miércoles 19 los cómputos estatales se vieron frenados y obstruidos al punto de que al comenzar esta semana se tienen resultados en 20 entidades pero no en 12, por lo que fue imposible realizar el domingo el cómputo nacional. El combate de acusaciones mutuas se ha agravado por la necesidad de que el conteo de votos en ocho entidades se realice fuera de ellas, y no haya podido ser realizado todavía en la sede nacional de ese partido. No se avizora que en las próximas horas las causas del trabamiento en el escrutinio se diluyan, por lo que parece imprescindible una decisión de la Comisión de Garantías, el tribunal interno del PRD, todavía a salvo de descalificaciones, para eliminar los obstáculos políticos que se disfrazan de jurídicos y acelerar los cómputos y conocer los resultados definitivos. En cualquier caso, es inevitable la intervención del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el órgano que calificó la elección de 2006 descalificada por el PRD.

Sin pretender disminuir la severidad de la crisis perredista, y por lo tanto sin ánimo de cohonestar la multitud de insuficiencias y de pequeñas y grandes trampas desplegadas antes, durante y después del 16 de marzo, es preciso decir que sobre la real se ha montado una operación mediática encaminada a magnificar el alcance de la situación perredista. El tiempo en noticiarios de televisión y radio y los espacios periodísticos consagrados a exhibir las miserias de la conducta electoral del PRD muestran una intención política mucho más allá de la informativa (aunque por supuesto haya órganos de prensa que la practiquen con profesionalismo probado cotidianamente). Se trata de mostrar cuánta autoridad falta al partido de Andrés Manuel López Obrador y a éste mismo, por su papel en la contienda interna, para insistir en la ilegitimidad de la elección de 2006 y para denunciar los propósitos, no expresados pero cada día más sabidos, de la reforma energética y para desnudar los vicios del personal gubernamental, como el secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño.

Las consecuencias de la campaña efectista alcanzan a perredistas de la talla del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, que en una apasionada diatriba contra su partido ha solicitado que se anule la elección, sin que haya hasta ahora indicios de que se reúnan los requisitos para invalidarla. Por ese motivo ninguno de los candidatos en querella aceptó el planteamiento de Cárdenas, tan severo que más parece anunciar su renuncia al partido que significar una propuesta de solución al actual momento crítico.

La elección de comité nacional del PRD en 1999 fue anulada tras conocerse la victoria de Amalia García sobre el mismo Jesús Ortega, que hoy parece estar en semejante situación a la de entonces. No se extendió como ahora, fuera del partido, un juicio tan acre sobre sus defectos como el que se está esparciendo con fruición. Tampoco lo hubo respecto de la elección de Roberto Madrazo y Elba Esther Gordillo en el PRI, tan tramposa que la descalificó su principal damnificada, Beatriz Paredes, que, sin embargo, prefirió no sacar la consecuencia de sus dichos y se mantuvo priista. No se montó un espectáculo en torno a las maniobras de Manuel Espino para lograr su reelección y mucho menos a las de sentido contrario surgidas desde Los Pinos, incluido el destapamiento de Germán Martínez en la misma sede presidencial.

Lástima que los vicios y lacras del PRD alimenten las tendencias a considerarlo, como a López Obrador, un peligro para México. Lástima, en mayor medida, que los perredistas tramposos ofrezcan la carroña que esos apetitos reclaman.



Cajón de Sastre

José Luis Cortés Trejo, que como regidor del ayuntamiento de Tlalnepantla presentó el 25 de octubre de 2005 denuncia formal contra el ex gobernador del estado de México Arturo Montiel por su enriquecimiento, y el 25 de abril de 2006 una más contra su sucesor, Enrique Peña Nieto, por encubrimiento, no quita el dedo del renglón. Presentó el 13 de marzo, ante la PGR, denuncia o querella contra el ex presidente Vicente Fox y el ex procurador general de la República Daniel Cabeza de Vaca. Por hacer lo mismo que Peña Nieto, es decir, solapar a Montiel, los señala como posibles autores de delitos contra la administración de justicia, uso indebido de facultades y coalición de servidores públicos, entre otros.

Correo electrónico: miguelangel@granadoschapa.com


Contratante y contratista

Contratante y contratista
Alejandro Encinas Rodríguez
25 de marzo de 2008

Más allá del debate en torno a la elección de dirigentes del PRD, hay temas de importancia nacional que, pese a que algunos así lo desearan, no deben soslayarse ni desatenderse. Se debe enfrentar y resolver a fondo los problemas internos del PRD y sancionar sin miramientos a quienes hayan cometido acciones ilegales o indebidas, pero ello no debe crear una cortina de humo que nuble el tema nodal de la agenda nacional: la defensa del petróleo y la conformación de una red de intereses que está pugnando por su privatización.

En este contexto un caso ejemplar es el del señor Juan Camilo Mouriño, quien detenta la Secretaría de Gobernación y ha sido evidenciado de promover negocios en beneficio propio y de su familia al amparo de los diversos cargos públicos que ha ocupado.

El debate público y la exigencia de que el señor Mouriño renuncie inmediatamente al cargo que su amigo el señor Felipe Calderón le dispensa han llevado a que diversos comentaristas —algunos quizá de buena fe— argumenten que, si bien el señor cometió un “descuido imperdonable” —por cierto muy recurrente en el ya típico comportamiento del panismo de confundir el interés público con los intereses privados—, “no está claro” que los contratos firmados representen una violación a la ley.

Hay que decirlo categóricamente: los documentos exhibidos por Andrés Manuel López Obrador evidencian una ilegalidad esencial, pues el señor Mouriño aparece al mismo tiempo como contratante y como contratista pues, siendo un asesor clave del secretario de Energía, firma como la contraparte de la propia dependencia en su calidad de apoderado legal de la empresa que se contrata.

Poco importa que el señor Mouriño alegue en su defensa que los contratos son meros “formatos” o “machotes”, utilizados comúnmente por las instituciones públicas para formalizar sus relaciones comerciales; el punto es que en esos formatos aparece su firma protectora, beneficiando a su familia, justo cuando él influía de modo tan acusado en las decisiones de esa dependencia pública, y está tipificado en la legislación mexicana como conflicto de interés y tráfico de influencias.

En otras palabras, no sólo hay un problema estético —se ve muy mal favorecer negocios y relaciones familiares desde el gobierno—; se acredita además un problema ético: el deber de no mezclar asuntos privados con decisiones públicas y, sobre todo, hay un problema legal: el conflicto de intereses de alguien que —hasta hoy en la impunidad— ni siquiera asume su carácter de contratante y contratista al mismo tiempo.

Podrá el panismo llamar a cerrar filas en torno al caso Mouriño frente a “cualquier intento efectista o golpista”, como han señalado los gobernadores de ese partido; podrán llamar a los panistas a actuar “como un soldado de ejército para contrarrestar los embates de los enemigos de este gobierno”; podrán reivindicar al señor Mouriño como el funcionario ejemplar de la “nueva clase política que esta construyendo el país, una buena muestra de profesionalismo, de decencia pública y capacidad” (sic), pero lo que no podrán demostrar es cómo un funcionario desde su encargo firma contratos que establecen los pagos por el servicio de transporte de la gasolina que venderá en sus propias estaciones de servicio.

Eso es ilegal, es tráfico de influencias y pone al descubierto la gama de intereses que buscan privatizar el gran negocio y las enormes utilidades públicas que representa el petróleo, que es un bien de todos los mexicanos.

aencinas@economia.unam.mx

Profesor de la Facultad de Economía de la UNAM

* Discurso del presidente legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador

El interés de la Nación está por encima de cualquier asunto, aclara López Obrador

México, Distrito Federal
Martes 25 de marzo de 2008



* Discurso del presidente legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, durante la asamblea de la Comisión Nacional el Defensa del Petróleo, realizada en la Plaza de la Constitución

Amigas y amigos:

Gracias, muchas gracias, por acudir de nuevo y participar en esta asamblea para la defensa del petróleo.

Ustedes; hombres, mujeres, jóvenes, niñas, niños, ancianos respetables, junto con muchos otros que no pudieron venir, son de lo más valioso que tenemos, lo mejor de nuestro movimiento, una de las grandes vanguardias de la sociedad mexicana.

Con ustedes y con la autoridad moral de nuestro movimiento, enfrentamos al grupo de potentados, nacionales y extranjeros, que cínicamente y con actitudes que no se fundamentan sino en la mentira, pretenden con el petróleo, que es de todos los mexicanos, un jugoso negocio privado.

Aunque ya hemos explicado el por qué del rechazo a la llamada reforma energética, no está por demás recapitular sobre nuestros argumentos:

Nos oponemos a la privatización porque sería reabrir la puerta a las compañías petroleras extranjeras, en menoscabo de la soberanía y del patrimonio nacional y estaríamos condenados a dejar de ser un país y convertirnos en colonia.

Nos oponemos a la privatización, porque reformar la ley reglamentaria del artículo 27, para permitir la celebración de los llamados contratos riesgo, contratos de servicios múltiples y la asociación con empresas extranjeras, significaría aceptar sumisamente la violación impune de nuestra Constitución Política.

Nos oponemos a la privatización, porque detrás de las mentiras de la falta de dinero y de tecnología para modernizar a Pemex, y de la publicidad tan boba como manipuladora de las aguas profundas, del supuesto tesoro escondido y de la urgencia de asociarnos, está realmente la ambición del grupo Calderón-Mouriño y sus acuerdos inconfesables con las empresas extranjeras para montarse en el negocio del petróleo.

Nos oponemos a la privatización, porque mientras el petróleo sea propiedad de la nación, los mexicanos tendremos la esperanza de convertirlo en palanca del desarrollo nacional para industrializar el país, crear empleos, fortalecer el mercado interno, reducir los precios del gas, la luz y las gasolinas y garantizar el bienestar del pueblo.

Y nos oponemos a la privatización, porque arrebatar jamás trae nada bueno. El despojo del petróleo creará un ambiente de insatisfacción y farsa, que nos mantendrá en constante riesgo de confrontación y habrá más inestabilidad política.

En suma, de consumarse la privatización del petróleo, dejaríamos de ser un país libre y soberano, se rompería el orden constitucional; se elevaría a rango supremo la corrupción; nos quedaríamos sin la posibilidad de transitar por un camino propio, con un modelo de desarrollo que concilie el crecimiento con el bienestar; y si perdemos la soberanía, como sueñan los entreguistas, será muy difícil, por razones geopolíticas, recuperar el dominio de la nación sobre nuestros recursos energéticos. Y se daría lugar a constantes fricciones, desacuerdos y conflictos.

Por todas estas razones, y en función de esta causa, hemos decidido organizarnos y movilizarnos para detener este terrible agravio a la nación.

El martes pasado, convocamos a esta asamblea para estar atentos por si hoy se presenta la iniciativa de reforma en la Cámara de Diputados o de Senadores. Aunque al parecer, hasta ahora, las cúpulas del PRI y del PAN no han propuesto nada, es obvio que no han desistido y sólo aguardan el momento oportuno.

Seguramente creen que con el conflicto al interior del PRD y la campaña en los medios de comunicación para agigantarlo, podrán eclipsar nuestro movimiento y desgastar nuestras razones.

Están profundamente equivocados, porque aunque deseamos con toda el alma el fin de los problemas internos en el PRD, más allá de nuestro partido y de cualquier otro asunto, está el interés de la nación.

Que quede claro, la patria es primero; porque la patria es el ámbito de inclusión donde lo que se defiende es la continuidad del proyecto democrático.

Todas nuestras acciones van orientadas hacia la resistencia civil pacífica, pero en el entendido de que esta estrategia es más eficaz cuando, además de resistir y protestar, se logra avanzar en el objetivo superior que perseguimos de transformar la vida pública de México.

Es decir, abolir el régimen de opresión, corrupción y privilegios y establecer una nueva República, más digna, más humana, más justa y más igualitaria.

Para lograr que la resistencia civil pase de ser un acto de protesta testimonial y siga siendo una opción renovadora de nuestra vida pública, debemos organizarnos, darle forma cotidiana a la disciplina y comprometernos a informarnos y tener presencia activa, sin lo cual no hay una auténtica movilización popular y ciudadana.

En este marco, informo a ustedes, que en los últimos días hemos avanzado considerablemente en la construcción de las bases organizativas del movimiento para la resistencia civil pacífica.

Les hago saber que, a partir de la propuesta que el martes pasado presentó Claudia Sheinbaum, se han organizado e integrado, veinte grupos de 10 mil brigadistas mujeres, aquí presentes.

¡Vivan las mujeres de pie y en lucha en la defensa del petróleo! Por nosotros, por nuestros hijos y por la nación.

De igual modo, siguiendo el ejemplo de las compañeras, se han organizado y adherido, en 36 agrupamientos, 18 mil brigadistas, en su mayoría hombres. También aquí presentes.

Así mismo, les informo que se ha constituido un Comité de Intelectuales en Defensa del Petróleo con hombres y mujeres que además de ser grandes escritores, son buenos ciudadanos mexicanos.

Este comité está integrado por Sergio Pitol, José Emilio Pacheco, Carlos Monsiváis, Elenita Poniatowska, Fernando Del Paso, Margo Glantz, Enrique González Pedrero, José María Pérez Gay, Lorenzo Meyer y Arnaldo Córdova.

Cada uno, de los 56 grupos de mujeres y de hombres, están estructurados con igual número de coordinadores generales y con 280 coordinadoras y coordinadores de brigadas.

Voy a dar los nombres de las coordinadoras y coordinadores, para que las compañeras y compañeros, aún no inscritos, lo hagan en las mesas que se han instalado, aquí en el zócalo, con este propósito.

Quien lo desee puede adherirse, de acuerdo al territorio donde vive, al lugar donde trabaja o estudia, o a su afinidad con las coordinadoras o coordinadores.

Las coordinadoras generales son: Claudia Sheinbaum Pardo, Alejandra Barrales Magdaleno, Laura Itzel Castillo Juárez, Jesusa Rodríguez, Martha Pérez Bejarano, Iliana Almazán, Lucía Martínez, Karen Quiroga Anguiano, Carmen Lilia Chavira, Guadalupe González Rivas, Clementina Facundo, Lenia Batres Guadarrama, Leticia Quezada, Beatriz Rojas, Verónica Alemán, Patricia Ruiz Anchondo, Martha López López, Virginia Jaramillo Flores, Yolanda Torres Tello y Araceli Vázquez.

Los coordinadores generales son los compañeros: Eduardo Cervantes, Froylán Yescas Cedillo, Benito Bahena Lome, Agustín Guerrero Castillo, Alfredo Pergástegui Pontaza, Avelino Méndez, Carlos Candelaria, Carlos Reyes Gámiz, Erika Claudia Rojas Paz, David Cervantes Peredo, Edgar Doroteo García, Edgar Torres Baltazar, Marco Guijosa Mora, Francisco García Flores, Hugo Castro Galicia, Martín Ponce López, Guillermo Rocha Vázquez, Juan Ricardo García, Julio Colín Arriaga, Adrián Bejerano, Manuel Otero Casas, Melesio Ventura González, Miguel Sosa Tan, Felipe Barragán Pérez, Raúl Correa Martiñon, Roberto Rico Ramírez, Rodolfo Pichardo, Rodrigo Chávez Contreras, Rosendo Marín Díaz, Rubén Escamilla Salinas, Rufino Ramírez Francisco, Sergio Ávila, Sergio Gallegos Nieto, Víctor Hugo Lobo, Arturo Chávez y Octavio Martínez Cid.

También quiero decir que entre más organización y más disciplina, mejores serán los resultados y más seguridad tendremos de no caer en ninguna provocación y mantener todas nuestras acciones en el marco de la no violencia.

Por esta razón, hemos tomado la decisión de no reconocer a ninguna brigada que no esté registrada y encausada en este esquema de organización. Es lógico que tendremos muchas más brigadas, pero queremos que sea un proceso ordenado y cuidadoso.

No queremos que el CISEN, los espías del gobierno usurpador, o cualquier otra organización del régimen o de la derecha, formen sus brigadas o nos infiltren para provocar violencia y afectar nuestro movimiento.

También de esta forma, hemos empezado a organizarnos en todo el país. Con este propósito, he decidido suspender temporalmente mis giras por los municipios, para llevar a cabo reuniones en cada uno de los estados con los comités de defensa del petróleo y proceder a organizar brigadas en todas las regiones de México.

Por la importancia que tiene, reitero: este es un movimiento pacífico. Vamos a triunfar con la gente, con la organización y porque nos asiste la razón.

En cambio, nuestros adversarios no han podido convencer a la mayoría de los mexicanos. Y estemos seguros que por más que hagan, no podrán ocultar que privatizar el petróleo es sinónimo de saqueo de la riqueza de la nación.

De todas maneras, ellos apuestan a imponerse con el aparato, con los medios de comunicación y, desde luego, están a la espera de que nosotros cometamos errores o nos desgastemos. Por eso debemos evitar el desparpajo, los protagonismos innecesarios y el extremismo.

Aquí repito que sólo tienen representatividad para informar de nuestros actos, los presidentes del PRD, del PT y del partido Convergencia, así como los Coordinadores Parlamentarios del Frente Amplio Progresista, los miembros de la Comisión Nacional para la Defensa del Petróleo y, en el caso de las brigadas, Claudia Sheinbaum y Ricardo Ruiz.

Las acciones de resistencia civil, comenzarán a partir del momento en que se presente la iniciativa de reforma para privatizar el petróleo, en la Cámara de Diputados o de Senadores.

En el plan de acción se contempla lo que harán nuestros legisladores al interior de los recintos parlamentarios y lo que haremos nosotros en la calle. Este plan se llevará a cabo de acuerdo con las circunstancias y de conformidad con lo que más convenga a nuestro movimiento.

Es muy importante que estemos muy pendientes y dispuestos a correr la voz, a comunicarnos. La coordinación del movimiento, buscará la forma de avisar sobre el inicio de las acciones a través del teléfono, el internet, de volantes y en medios de comunicación no controlados por la derecha.

Amigas y amigos:

Enfrentemos el más grande de todos los desafíos que nos haya tocado vivir. Hagámoslo con la firme convicción de que actuamos en beneficio de todos.

Seguramente vamos a ser mal vistos por los potentados y usurpadores, podemos, incluso, resultar incomprendidos por quienes, aunque pertenecen al pueblo y sufren por el mal gobierno, carecen de información o sencillamente piensan distinto a nosotros. Pero tengamos nuestra conciencia tranquila porque estamos actuando con propósitos más elevados que nuestras propias aspiraciones personales.

Nos mueven ideas y convicciones, no meros intereses políticos. Aquí repito: no importa que al final de esta jornada patriótica nos desgastemos políticamente. Lo verdaderamente importante es que logremos mantener bajo el dominio de la nación nuestros recursos naturales.

Amigas y amigos:

La resistencia civil se inicia con la acción de reaccionar en voz alta y, como ya dijimos, no sólo es protesta, es avanzar hacia la transformación de la vida pública y en el proceso mismo ir creando una nueva corriente de pensamiento que se arraigue y permanezca en la conciencia y en la vida cotidiana del pueblo.

Debemos enseñar, con nuestra manera de pensar y de actuar, de que la vida pública no puede estar desprovista de moralidad.

Que la política motivada por la mera búsqueda de intereses, carece de contenido humanitario.

Que no sólo se debe luchar en pos de cosas materiales, sino también para fortalecer nuestros valores morales, culturales y espirituales.

Que ante el engaño, la corrupción y la decadencia, debemos procurar vivir de acuerdo a la verdad y hacer de nuestras vidas una línea recta.

Intentemos crear un modelo para las generaciones futuras, aspiremos a vivir en una sociedad mejor, donde el dinero no triunfe sobre la dignidad del pueblo y el ser humano valga por su trabajo, su rectitud y su generosidad.

Y seamos felices, cuando el día de mañana, jamás nadie pueda decir que hemos sido incongruentes o que hemos fallado a un compromiso o traicionado una causa justa.

Amigas y amigos:

Vivimos tiempos definitorios, que ponen a prueba la autenticidad y fortaleza de nuestras convicciones.

Sé que todo esto implica sacrificios, pero debemos asumir nuestra responsabilidad histórica.

Como lo dijo coloquialmente un hombre sabio, el liberal guerrerense, don Juan Álvarez, cuando había que enfrentar al tirano Antonio López de Santa Anna: “¡carajo, de veras que esta ancheta es muy estrecha. No hay ni pa’ donde hacerse!”.

De modo que adelante y buen camino.

¡Viva la resistencia civil pacífica!

¡Viva la soberanía nacional!

¡Viva México!